037: Un país mediocre

He leído con cierto sabor agridulce la última entrada del blog del periodista David Jiménez, titulada “El triunfo de los mediocres“. Estoy de acuerdo en lo que dice, y me permito mostrar los mejores párrafos de su escrito, porque considero que son universales:

“Nos hemos convertido en un país mediocre.  Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente. Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan. Porque son de los nuestros. Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.
Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura. Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un presidente que hablara inglés o tuviera mínimos conocimientos sobre política internacional. Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir incluso a las asociaciones de víctimas del terrorismo. Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo trece veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado. Mediocre es un país que no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.”

Una respuesta a “037: Un país mediocre”

  1. Sí, estoy de acuerdo, sin embargo, el triunfo de los mediocres es una tendencia casi universal, aunque hay países más 'meritocráticos' que la combaten.

    El mediocre además elimina de su entorno toda brillantez que le pueda hacer sombra en una suerte de depuración de auto mantenimiento

Comentarios cerrados.